jueves, octubre 30, 2014

Trabajando para volver al aire

Estamos trabajando para poner la radio al aire nuevamente después de haber sufrido daños en los equipos a causa del temporal que padecimos los dias pasados.
Estamos haciendo todo lo posible para transmitir lo mas pronto posible.
Estaremos en el eter de la red muy pronto.
 
Radio Perspectiva de Clase, Comunicación Alternativa.

viernes, octubre 24, 2014

Chile: ¿Qué significa y para qué sirve el verso de la inclusión social?

Ellos saben que la memoria popular es un acumulado histórico peligroso y que si llega a organizarse la rebeldía, esta fiesta triste y de palcos numerados comienza sus descuentos.

por Andrés Figueroa Cornejo

1. En plena fase del imperialismo financiero, de reordenamiento geopolítico mundial determinado por la guerra de mercados entre EE.UU. y China, y de depresión económica; en Chile –uno de los enclaves transpacíficos estratégico para los intereses del Estado corporativo norteamericano-, el relato dominante de la administración Bachelet o Nueva Mayoría, gira, como en tantas partes, en torno a la expresión-fuerza “inclusión social”.

2. Chile se encuentra en curso recesivo, rima con la caída del PIB junto al sistema regional y planetario, sufre las consecuencias de la baja del precio de los commodities, y las inversiones mineras se deslocalizan hacia territorios legislativos laborales y ambientales aún más “flexibles” como el peruano. En consecuencia, la administración gubernativa de turno repite con volumen de sordera y a través de todos sus poros institucionales que sus reformas vueltas papel mojado una tras otra (reforma tributaria, educacional, constitucional, laboral, etc.) tienen el objetivo progresista de la inclusión social.

3. ¿Qué significa inclusión social en el Estado policial chileno -esa franja que se explica económicamente por su dependencia del precio del cobre, la celulosa, media botella de vino tinto y un filete de salmón exportable; la bolsa, su plataforma financiera concentrada y que se llena la barriga sin pedir cuentas a sus dadores de sangre y dicta las cifras del precio del dinero que impone el Banco Central; los ahorros previsionales y el IVA-?
Aquí la inclusión social es el fetiche necesario de la totalidad capitalista que persigue la reproducción incesante del consenso y la cohesión imposible en una sociedad dividida en clases sociales de intereses antagónicos y en pugna permanente. La brutalmente inequitativa distribución del ingreso es apenas un síntoma, como el saqueo y la expoliación de humanidad y naturaleza, los modos desesperados mediante los cuales el capital nostalgia la tasa de utilidades de su época dorada.  

4. ¿Quién le explicará a los miles de trabajadores/as estudiantes que distraen una fracción de su salario mordido por los créditos, que la movilidad social prometida por la industria de la educación superior del país es un mito conveniente, irregulado y basado en la pura y dura ganancia privada? ¿Quién le explicará a los tantos/as que no son el muchacho/a-modelo-blanco, vestido casualmente para la ocasión y de sonrisa ganadora que tapiza los lugares públicos comprados  por cursos y carreras sin lugar en la plaza laboral? Allí también se rompe la cara de la inclusión social.

5. ¿Un bono es inclusión social, un programa social limitado y clientelar, un crédito simbólico para emprendedores y cuentapropistas cuando comienza a escasear el trabajo en relación de dependencia y los funcionarios públicos están tercerizados y en la frontera de su expansión?

6. ¿O inclusión social es, en medio de la dictadura capitalista con formato de chaqueta y corbata, tener el mismo derecho a cuotas para marearse con dos o tres celulares y televisores por cabeza, tanto en la calle como puertas adentro? ¿Por qué hay gente que aún cree que existen las “puertas adentro”? ¿No son las “puertas adentro” más que el puente imaginario de la consecución real de las relaciones sociales del sujeto expulsado de la política, pero integrado a la mansedumbre satisfecha y evasiva de tener a mano farmacias y botillerías?

7. ¿Inclusión social, cohesión social, unidad nacional expresada en los momentos de la discriminación, xenofobia, patriarcado, rabia postiza contra los/as migrantes y los jóvenes de fuera y dentro del país; doctrina del shock a la chilena, bombazos misteriosos con resultado de muerte, bombazos misteriosos con resultado de miedo, con resultado de pacificación social, de neocolonización mapuche, con resultado de “cada cual en su escondite”, toda vez que ya no existen escondites?

8. Entonces el recurso discursivo de la inclusión social es alienación, ideología, condición de la gobernabilidad inestable, control, promoción de la auto-vigilancia, de la auto-censura, del desplazamiento y oscurecimiento de las responsabilidades existenciales y colectivas (si es que existe una división genuina al respecto). Es fuerza e intentona de consenso por arriba, con promotores a sueldo por abajo.

9. “¡Ah”, dirán los funcionarios pagados y no pagados de la inclusión social, “otro que trabaja para la UDI, otro melancólico de la tiranía, otro que está contra el progreso infinito, contra nuestra condición de país ordenado, legalista y emergente; otro agente de la inteligencia del gobierno boliviano, otro resentido social incapaz de entender que este es el mejor de los mundos posibles”.
Pero los funcionarios de la inclusión social saben mejor que la mayoría que por el momento toma palco, que están condenados a adoptar medidas atropelladas, golpes de efecto, palizas y crímenes ejemplares y precautorios. Ellos saben que la memoria popular es un acumulado histórico peligroso y que si llega a organizarse la rebeldía, esta fiesta triste y de palcos numerados comienza sus descuentos. Con un cronómetro y calendario de agujas y tiempos volcánicos, desde abajo, desde la raíz fogosa de la Tierra. Ese lugar y esa hora donde las cámaras del poder son pupilas inútiles.

miércoles, octubre 22, 2014

Universidad Arcis de Chile: La comunidad incombustible

Pese a la represión policial, la comunidad organizada de la institución en crisis cumple su agenda de movilizaciones y propuestas, y amplía la solidaridad activa de su causa.

Andrés Figueroa Cornejo 

El miércoles 22 de octubre de 2014 la comunidad de la Universidad de Artes y Ciencias Sociales, Arcis, realizó una nueva manifestación que acabó con 21 detenidos y cientos de personas reprimidas por las Fuerzas Especiales de carabineros. La institución hoy pasa por una crisis que podría resultar terminal de acuerdo a los intereses de los poderes políticos y económicos contrarios  a la democracia, la educación y al conocimiento crítico y reflexivo en Chile.

Luego de un apretado historial de resistencias, búsqueda de la verdad, amenazas, violaciones de los derechos humanos -laborales, sindicales, académicos y estudiantiles-, persecuciones y agresiones concretas por parte de los dueños de la institución privada, la mayoría activa de Arcis sólo ha recibido golpizas, portazos y respuestas diletantes (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190316, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=189963).

La coordinadora y asamblea triestamental de la entidad señaló a través de sus representantes que “queremos denunciar el autoritarismo y la violencia sistemática ejercida por la dirección de la universidad al querer mostrar una situación de normalidad en un contexto de renuncia masiva de profesores, de interrupción progresiva de las clases y de un probable colapso académico y administrativo en las próximas semanas. La total indolencia de las autoridades frente al desmoronamiento de los proyectos y sueños de cientos de familias es una actitud que provoca impotencia e indignación. Las autoridades han dejado que la universidad profundice su crisis al no reconocer la gravedad de los problemas académicos que ésta ha provocado al despedir en forma arbitraria a docentes y al proponer un espejismo de solución que profundiza el mercado, con más endeudamiento y cobro a los estudiantes sin haber entregado adecuadamente los compromisos académicos, y con una reestructuración inconsulta que no responde a ningún criterio formativo”.

La comunidad arciana también emplazó al Ministerio de Educación de la actual administración gubernamental, “que ha avalado las decisiones de una dirección ilegítima e ilegal y que hace vista gorda a la persecución político-sindical y la vulneración de los derechos laborales, así como el derecho de los estudiantes a su educación. (El ministerio de Educación no ha hecho sino) iniciar una investigación administrativa (cuando hoy tiene la posibilidad de) concretar el tan anunciado retiro del mercado en educación y fortalecimiento de la educación pública”.

Asimismo, las fuerzas triestamentales indicaron que “la crisis de Arcis es una manifestación de la crisis del modelo fundado en la dictadura, por lo que una nueva política debiera intervenir las crisis institucionales, no sólo para sanear o cerrar, sino que para transitar hacia el fortalecimiento de un nuevo sistema de educación que supere la concepción de bien de consumo. El resto es más mercado, es perfeccionamiento del modelo”.

Académicos, funcionarios y estudiantes han postulado una fórmula “que no implique estatización unilateral, sino como concordancia entre Estado y comunidad. Hemos propuesto complementariamente, una modalidad de propiedad mixta o bien la alianza estratégica con otra institución del Estado, pero nada de eso se ha considerado por la cartera de enseñanza.”

Represión y solidaridad
La sede central de Arcis está ubicada en la calle Libertad 53, a escasos metros de la Alameda. A diferencia de otras marchas con igual objetivo (llegar hasta las dependencias del Ministerio de Educación para exigir una entrevista con sus inquilinos), esta vez la columna universitaria se encontró inmediatamente con un escandaloso operativo de Fuerzas Especiales de carabineros que destruyó el orden de la manifestación a punta de carros lanza-agua, golpes y detenciones a discreción.  Así y todo, cientos de personas lograron reagruparse en las puertas del edificio ministerial, a media cuadra de La Moneda.

En la ocasión, la comunidad de Arcis estuvo acompañada por dirigentes de otras organizaciones, como la presidenta de la Confederación de Estudiantes de las Universidades de Chile (Confech), Melissa Sepúlveda, y el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago, Takuri Tapia, los cuales, además de solidarizar y concordar con las demandas de la coordinadora triestamental de Arcis, fueron víctimas también de la represión policial.

lunes, octubre 20, 2014

¿Qué hay entre Giordano Bruno, Carlos Marx y el chileno Gonzalo Toro?

“Cuando este ángel surca el cielo, / no hay nada que se le asemeje. /  El fin de su apurado vuelo / es la sentencia de un hereje. / No se distraiga ni demore, /  todo es ahora inoportuno. / Va rumbo al campo de las flores / donde la hoguera espera a Bruno.” 
Silvio Rodríguez, Cita con ángeles

por Andrés Figueroa Cornejo

El chileno Gonzalo Toro Fernández expone como un detective implacable, políticamente original, un arqueólogo de pupila atenta. Por eso su libro-tesis-ensayo, El drama de Sísifo, Origen y desarrollo del pensamiento revolucionario moderno, se inscribe lúcidamente en el combate entre el conocimiento que domina y el pensamiento que resiste, se recrea, se despliega sobre su propio movimiento histórico mundial desde y para la mayoría humana aún oprimida.

Arranca desde el filósofo italiano Giordano Bruno, en los albores de los primeros polos capitalistas de la modernidad y llega hasta la puerta nuestra, hoy, deteniéndose e incluyendo como inflexión superadora, a la obra de Carlos Marx.  Golpea con sólidas herramientas críticas Gonzalo Toro, ex militante de la izquierda revolucionaria chilena y con estudios en economía política en la Universidad francesa Paris 8 Vincennes- Saint Denis.

Plantea cómo Bruno, advenido de una vieja tradición ocultada por los poderes y el saber oficial, logra romper con el binomio idealista cielo/tierra cuando escribe que “Dado que los individuos son innumerables: todo es uno; y conocer esta unidad es el objetivo de toda filosofía y contemplación natural”.

El italiano produjo su obra –la misma que explica su atroz asesinato en la hoguera por la iglesia católica de la época- durante el Renacimiento, en medio de la pugna entre la burguesía y las relaciones feudales de producción.

Toro asegura que “Para la corriente renacentista que se expresaba a través de la filosofía natural, el conocimiento de los hechos vino a ser el conocimiento del lugar que ocupa este hecho en la totalidad de esa realidad y que procede del todo a las partes y de las partes al todo. Para la otra corriente, la que dará origen al empirismo y al positivismo moderno, el estudio de la naturaleza excluye cualquier presupuesto metafísico”.

El drama de Sísifo rastrea el hilo conductor, contradictorio y complejo, del devenir del pensamiento rebelde, buceando en los gatillantes de la reforma protestante, las concepciones mistificadas de la dominación en Europa, sus filósofos y filosofías principales, hasta llegar a los antecedentes inmediatos que desembocaron en el comunismo revolucionario del siglo XIX.

Los materiales dialécticos

“El pensamiento de Bruno se desarrolla entre el ascenso, aún embrionario, de la nueva sociedad burguesa en confrontación con el modo de producción feudal y el antagonismo económico-social que la misma clase burguesa lleva en su seno (…) Es en las ciudades del norte de Italia donde el capitalismo apareció por primera vez bajo los rasgos del capitalismo comercial y bancario”, dice Gonzalo Toro, y añade que “Nicolás Maquiavelo, en El Príncipe, no hace más que describir y sistematizar lo que ocurría a su alrededor”.

Paralelamente al desarrollo comercial y financiero, la industria más significativa de todo el valle del Arno fue la textil.  El “Arte de la Lana” involucraba a una extensa parte de la economía de Florencia.

Entonces Toro, entre fiordos apenas visibles en la noche impuesta por el poder, pesquisa los senderos del pensamiento conocido entre el siglo XVI hasta el XX, sintetiza las relaciones concretas entre la filosofía, su productores, sus mutuas influencias, límites, historia, accidentes y tendencias, hasta descifrar de qué manera Giordano Bruno se convierte en precedente necesario del materialismo dialéctico.

La alquimia metafísica

“La filosofía alemana, de Leibniz a Hegel, es burguesa. Los límites que se auto impone son los límites de la burguesía; su horizonte es el horizonte del burgués (…) Reniega de la historia revolucionaria de Alemania y bebe en las fuentes más conservadoras de la filosofía inglesa, de la ilustración francesa y del misticismo alemán. La famosa originalidad y superioridad del pensamiento filosófico alemán está en su capacidad de transmutar, como los antiguos alquimistas, el materialismo en metafísica”, señala Gonzalo Toro.

En un recodo de su obra, el chileno expone que “Lo que hizo tanto el mecanicismo como el idealismo a principios del siglo XVIII, es operar una transposición de la realidad económica y social capitalista, basada en el intercambio mercantil al ámbito de la ciencia y la filosofía. La cosmovisión de Newton no es más que la proyección al universo del capitalismo en ascenso. Para la burguesía todo ser humano es una partícula única e indivisible (una mercancía), que opera en un mundo de partículas únicas e indivisibles (el mercado), que se atraen y rechazan mutuamente. El vínculo cardinal entre estas partículas humanas, es el acto de compra  y venta que supone la acción conjunta de al menos dos personas autónomas que crean un compromiso recíproco, un contrato.”

Y Toro resume para completar que “el ocasionalismo de Malebranche, el paralelismo de Spinoza, el Dios de Newton y de los deístas (…) no es más que la imagen que se forja de sí misma la burguesía, su propia representación, que logra sintetizar en un todo único, la anarquía del mercado con la cohesión social”.

Kant, Hegel y la Revolución francesa

Más adelante, el artesano de El drama de Sísifo puntualiza que en 1784, ante la pregunta ¿Qué son las Luces?, el germano Immanuel Kant responde que “La ilustración es la salida del hombre de su minoría de edad (…) El mismo es el culpable de ella. La minoría de edad estriba en la incapacidad de servirse del propio entendimiento, sin la dirección del otro”. Lo anterior está enmarcado en los acontecimientos revolucionarios en curso en Francia y donde el alemán toma partido inmediato por la fracción más conservadora de la burguesía. De hecho, Toro argumenta que “El pensamiento de Kant captó mejor que ninguno los intereses de la burguesía, en tanto que permite disociar lo político como reino de la igualdad formal de lo social como reino de la desigualdad. (…) Kant se declara partidario de la revolución francesa, en tanto que expresión de la idea de derecho y de progreso y contra toda dimensión plebeya y radical de ésta”.

Ya refiriéndose al romanticismo alemán directamente, el ex militante del MIR chileno concluye que “El Romanticismo racionalista  considera a la conciencia, en su infinitud, como una actividad racional regida por una necesidad absoluta. En los procesos de conciencia, la razón se mueve de una determinación a otra de un modo totalmente deducible a priori. Así, por ejemplo, en el sistema de Hegel, la Totalidad (la Idea, la Naturaleza y el Espíritu) deviene según una lógica (la dialéctica) que determina tanto al pensamiento como a la naturaleza y a la historia. Un rasgo característico de todos los románticos es su aspiración a la identificación de contrarios, en cuanto rompimiento de barreras y límites y reencuentro en lo Absoluto. El romanticismo racionalista pretende (y esto llega a su máxima expresión en Hegel) captar con la Razón el proceso y futuro de la “fusión””.    

Toro sentencia que Hegel “es el filósofo alemán de la revolución francesa. En sus cursos sobre Filosofía de la Historia, escribirá: “Jamás, desde que el sol está en el firmamento y que los planetas giran alrededor de él, jamás se había visto al hombre tomar por base su cabeza, dicho de otra manera, establecerse sobre el Pensamiento y ajustarse por él para construir la realidad (…) Todo lo racional es real y todo lo real es racionalidad””.

La praxis

Crítico radical al ideario hegeliano y metafísico, “en las Tesis sobre Feuerbach el materialismo y el comunismo ya no pueden ser un derivado  ni de Descartes ni de Locke: “El punto de vista del antiguo materialismo, escribe Marx, es la sociedad burguesa; el del nuevo materialismo, la humanidad socializada” (Tesis 10)””, aclara Gonzalo Toro, y agrega que cuatro años antes, en 1841, “Marx presentó en Berlín su tesis de doctorado, el primer trabajo que se le conoce, con el título de Diferencia de la filosofía de la naturaleza en Demócrito y Epicuro. Este trabajo deja en evidencia que Marx nunca fue verdaderamente hegeliano. Desde el prefacio se declara materialista y ateo planteando la profesión de fe de Prometeo: “En una palabra, ¡yo odio a los dioses!”.”

Asimismo, y paralelamente, Toro informa que “El comunismo alemán tiene su origen , según relata Federico Engels, en París: “De la Liga de los Proscritos, asociación secreta democrático-republicana, fundada en 1834 por emigrados alemanes en París, se separaron en 1836 los elementos más radicales, proletarios casi todos ellos, y fundaron una nueva asociación secreta, la Liga de los Justicieros (…)”. La adhesión de Marx y Engels a la Liga de los Justicieros se da en la primavera de 1847. Marx impulsará el trabajo organizativo en Bruselas y Engels en París. En el verano de 1847, se celebró en Londres el primer Congreso de la Liga, donde se cambió su estructura organizativa  y el nombre, llamándose a partir de ahí Liga de los Comunistas.”

Gonzalo Toro sostiene que será “Feuerbach y no Marx, como se piensa habitualmente, quien volverá a poner sobre sus pies ese mundo que el romanticismo alemán hacía marchar sobre la cabeza (…) En sus Tesis preliminares sobre la reforma de la Filosofía (1843), parte en su análisis de que el hombre es la realidad primera y el pensamiento la realidad segunda: “La verdadera relación entre el pensamiento y el ser  es la siguiente: el ser es sujeto, el pensamiento es predicado. El pensamiento nace del ser, pero el ser no nace del pensamiento. (…). Dios es lo íntimo que se revela, la manifestación de la esencia del hombre; la religión constituye una revelación solemne de los tesoros escondidos del hombre, la pública confesión de sus deseos de amor (…). El hombre atribuye a Dios sus cualidades y refleja en él sus deseos. Aquello que el hombre necesita y desea, pero que no puede lograr inmediatamente, es lo que proyecta en Dios (…) El comienzo de la filosofía no es Dios, no es lo absoluto, el comienzo de la filosofía es lo finito, lo determinado, lo real.” Sin embargo, es aquí donde se abre una brecha entre el pensamiento humanista e ilustrado que continuará en Feuerbach, por un lado, y el materialismo renacentista que tendrá su conclusión en Marx, por otro. ¿Por qué? Porque lo que analiza Feuerbach es un hombre sin dimensión histórica, que no pertenece a ningún momento histórico determinado. Para él, “la esencia” humana es una e inmutable. Feuerbach, dice Marx en su Tesis VII, que el hombre “es también un producto social y que el individuo abstracto que él analiza pertenece, en realidad, a una determinada forma de sociedad”. (…) Para Marx, el hombre representa una suma, un conjunto de relaciones sociales determinadas. En la VI Tesis sobre Feuerbach escribe que “…la esencia humana no es algo abstracto inherente a cada individuo. Es, en su realidad, el conjunto de las relaciones sociales.”

(…) “Desde 1845, para Marx “ser” significa acción (praxis) (…). La praxis para Marx es la actividad humana no separada del medio social, sino fundiéndose en él y, a su vez, creándolo en un continuo proceso dialéctico”, prosigue el chileno para certificar que “En el sentido filosófico dado por Bruno  y posteriormente por Marx, la praxis como actividad práctica, objetiva y subjetiva a la vez, es la unidad del sujeto y el objeto, de la materia y el espíritu, del ser y el pensar. La praxis no sólo es práctica, tampoco es sólo teoría. La praxis es la mediación entre ambas. La sola actividad práctica, sin subjetividad no es praxis, al igual que la sola teoría sin objetividad no es praxis.”

La alienación

Tomando a Marx de Manuscritos económicos y filosóficos de 1844, Gonzalo Toro ilustra que “La alienación aparece entonces “en el hecho de que mi medio de vida es de otro; que mi deseo es la posesión inaccesible de otro, como en el hecho de que cada cosa es otra que ella misma, que mi actividad es otra cosa (y sigue Marx)…En el modo de producción capitalista la forma fetichista adquirida por los productos del trabajo humano oculta, como categoría económica, el sustrato social real constituido por las relaciones entre los individuos, reducidos al papel de propietarios privados y al de mercaderes.””

De acuerdo a Toro, “El análisis de Marx puede resumirse de la siguiente manera: Toda mercancía tiene un valor de uso y un valor de cambio. El valor de uso no es otra cosa que la utilidad de la mercancía en cuestión. El valor de cambio corresponde a la “cantidad de trabajo socialmente necesario para la producción de esa mercancía”. En efecto, mediante la división del trabajo, los hombres se especializan en la producción de un solo producto o de una sola clase de mercancía, y por lo tanto, se ven obligados al intercambio. Toda la fuerza del análisis de Marx, tiene como objeto demostrar que este ‘valor de cambio’ se manifiesta históricamente en explotación y dominación. (…) Es fundamental precisar algo: todo sistema de producción de mercancías es un sistema de producción no socialista. En este sentido, cualquiera que en la hora actual pretenda conciliar socialismo y mercado, puede ser cualquier cosa menos marxista”.

El mercado, las crisis capitalistas, EE.UU.

Parándose sobre El Capital, Gonzalo Toro escribe que “Para conservar un capital hay que aumentarlo. Es por esto que el sistema capitalista  es una totalidad que se amplía por sí misma, se expande por su propio movimiento y se mantiene en crecimiento. (…) La división del trabajo es la condición de la existencia del mercado. La economía mercantil simple es la condición del mercado capitalista. Desde que las mercancías son producidas en masa por masas de hombres, todo sistema de producción es un sistema capitalista mercantil. El capitalismo no puede existir sin el mercado y sin esa mercancía particular que tiene la capacidad por sí misma de producir un valor agregado, la fuerza de trabajo humana. (…) En el tomo III de El Capital, Marx afirma que “El mercado tiene, por tanto, que extenderse constantemente, de modo que sus conexiones y las condiciones que lo regulan van adquiriendo cada vez más la forma de una ley natural, independiente de la voluntad de los productores, cada vez más incontrolable. La contradicción interna tiende a compensarse mediante la expansión en el campo externo de la producción.””

El chileno advierte que “el capitalismo sólo puede desarrollarse a través de crisis periódicas, pues “Si la expansión del mercado se hubiera desarrollado en proporción a la expansión de la producción, no habría saturación del mercado ni sobreproducción. Tan pronto como uno concede que es necesario que el mercado se expanda con la producción, se admite la posibilidad de la sobreproducción” (Marx, El Capital, tomo II); y (segundo), marca teóricamente el límite histórico del capitalismo, pues a la larga la continua expansión de éste, conducirá necesariamente a la imposibilidad de un desarrollo posterior de las fuerzas productivas. Ahora bien, este “límite histórico” sólo prueba que el capitalismo no es eterno históricamente. Aquí lo determinante es la subjetividad revolucionaria, la decisión política de derrumbarlo”.

A propósito de la relación entre la expansión capitalista y las guerras, Gonzalo Toro registra que, luego de la guerra mundial de 1914, “otra potencia imperialista emergente a inicios del siglo XX fue Estados Unidos. El último tercio del siglo XIX se caracterizó por el avance acelerado del capitalismo norteamericano. En 1840, EE.UU. era la quinta potencia industrial del mundo, en 1870 ocupaba ya el segundo lugar, después de Inglaterra; en 1894, se adelantaba a ésta, proporcionando la mitad de cuanto producían todos los países capitalistas juntos. Ese rápido desarrollo se debió a la ausencia de relaciones feudales, enriquecimiento como resultado de las guerras europeas, rápido progreso técnico y la más brutal explotación de emigrantes asiáticos, latinoamericanos y europeos (entre 1890 y 1900 emigraron a EE.UU. más de 14 millones de personas). La entrada de EE.UU. en 1917 en la primera guerra potenció aún más su crecimiento al suministrar a los aliados provisiones y pertrechos militares. Durante la posguerra su economía continuó a pleno rendimiento alcanzando su cenit en 1924 (…). La fase expansiva llegó a su punto máximo en la segunda mitad de la década de los 60, donde comienza a verificarse un cambio de tendencia. (…) las crisis de 1974-1975 y de 1980-1982, fueron de superproducción y una de las más profundas que el capitalismo haya conocido desde su nacimiento. “

Sobre el problema de la llamada “distribución del ingreso” y su “ilusión reformista”, Toro fundamenta que “nunca, en toda su historia, el capitalismo ha resuelto sus problemas a través de una redistribución del ingreso a favor de los asalariados, sino que únicamente a través de la ampliación del mercado interno y externo”.

En lo que fue la URSS, nuestro autor dice que “Desde que Stalin sentenció que mercado y socialismo eran compatibles, la URSS entró en un proceso irreversible en el cual las leyes de funcionamiento del sistema capitalista se desbocaron. (…) El colapso de la URSS es el colapso del “socialismo de mercado” y sólo puede ser explicado a partir de las relaciones de producción mercantil y capitalista que dominaban en ese país. No es, en definitiva, el colapso de un modo de producción, sino que el de un modelo específico de desarrollo capitalista”.

Gramsci, Lukacs y Rosa Luxemburgo

En su ensayo de casi 350 páginas, Gonzalo Toro se interna de lleno a la praxis revolucionaria en el presente período.

Si en las Tesis sobre Feuerbach “Marx quiere reivindicar el lado “subjetivo” del materialismo, es decir, la actividad humana sensible, la práctica que quiere cambiar las cosas, cambiar la realidad, (por el contrario…), el marxismo tradicional nace en la incubadora del positivismo. La “resignación” constituye una clave en los escritos de Augusto Comte y deriva directamente de la aceptación de leyes sociales invariables. (…) La figura de Eduard Bernstein (influyente filósofo en el Partido Social Demócrata Alemán desde sus orígenes, en el último cuarto del siglo XIX) está estrechamente relacionada con la introducción del positivismo en el pensamiento marxista que conducirá en línea recta al nacimiento de la socialdemocracia europea. (…) Su pensamiento socioeconómico estará marcado por los del financista Kart Hochberg, por el tradeunionismo y por el romance entre los reformistas y los liberales, que no promovían la supresión del capitalismo, sino sólo la eliminación de sus excesos mediante un fuerte movimiento obrero. (…) En el pensamiento de Bernstein, el movimiento obrero no debía aspirar a instaurar el socialismo como resultado de una revolución, sino que debía convertirse en el heredero histórico del liberalismo y trabajar progresivamente para aumentar el perímetro del Estado liberal burgués, doctrina cuyo eco se escucha claramente en una parte significativa de la izquierda contemporánea”.

En otro momento, Toro se refiere al marxismo italiano, planteando que “No es casualidad que el concepto de praxis elaborado por Marx, después de ser ahogado por Bernstein y Kautsky, renaciera con el marxismo italiano, que intuyeron en Bruno y Vico, los antecesores de la filosofía de la praxis. Es Antonio Labriola (1843-1904) quien tiene el mérito de haber tomado el pensamiento original de Marx, inaugurando una corriente en el marxismo que incluye principalmente a Gramsci, y también a Lukacs y Rosa Luxemburgo y que expresan, después de Marx, la primera generación de esta corriente. Lenin mismo romperá a través  de un proceso difícil y prolongado, con la influencia aplastante de Plejanov en el marxismo soviético para afirmar finalmente que: “la conciencia no sólo refleja el mundo objetivo, sino que lo crea””.

Pero Gonzalo toro no se detiene allí. “Un hecho no menor que dice relación a la comprensión del núcleo mismo de la filosofía de Marx por la tradición marxista posterior, es que el marxismo se construyó como doctrina oficial, antes que los escritos filosóficos fundamentales de Marx fueran conocidos y después de más de un siglo de las más variadas interpretaciones. Aparte de las Tesis sobre Feuerbach, escritas en 1845 y publicadas en 1888, la mayoría fueron publicadas entre la segunda y tercera década del siglo XX. Su tesis doctoral Diferencia entre la filosofía de Demócrito y Epicuro fue publicada entre 1926-35, La Crítica a la filosofía del Estado de Hegel (1927-29), La ideología alemana (1932), los Manuscritos económico-filosóficos (1932); los Elementos fundamentales para la Crítica de la economía política conocida como los Grundrisse en 1903 y el texto completo en 1932. La mayoría de estas obras fueron dadas a conocer cuando David Riazanov, director del Instituto Marx-Engels en Moscú, las redescubrió al examinar el legado literario de Marx conservado en Berlín. Al momento de su publicación, Lenin ya había muerto, Rosa Luxemburgo había sido asesinada y Antonio Gramsci se encontraba en la cárcel, por lo que la tradición clásica del marxismo no conoció las obras constitutivas del pensamiento filosófico de Marx”.

Toro manifiesta que “En los Cuadernos de la cárcel, Gramsci escribe que “La reducción de la filosofía de la praxis a una sociología ha representado la cristalización de la tendencia errónea  ya criticada por Engels (…) que consiste en reducir una concepción del mundo a un formulario mecánico que da la impresión  de tener toda la historia en el bolsillo”. Gramsci percibe  en la década del 30 que la Revolución de Octubre de 1917 se ve amenazada: “El nuevo grupo social –escribe- que representa orgánicamente la nueva situación social no está a la altura de su función y se identifica al residuo conservador de un grupo social históricamente sobrepasado.””

Fanon, Guevara y la lucha

Luego de la segunda guerra mundial, Gonzalo Toro expresa que, pese al poder del libreto no revolucionario chino-soviético, y ante la evidencia de un proceso revolucionario mundial en las guerras populares contra el colonialismo en África, Vietnam, Cuba, se advierten “dos hombres que destacan como intérpretes de esta nueva fase de lucha: Frantz Fanon y Ernesto Guevara. (…) Fanon no defiende ni un nacionalismo negro ni un nacionalismo africano. Su lucha es por una “nueva humanidad”. Es de la revolución socialista de lo que se trata. Escuchémoslo: existe para el negro dos caminos igualmente cerrados, alienados, uno es ambicionar llegar a ser blanco, otro es exaltar su negritud: “Para nosotros el que adora a los negros está “enfermo” como el que los execra. Y al revés, el negro que quiere blanquear  su raza es tan desgraciado como el que predica el odio al blanco (…) y en verdad de lo que se trata es de desamarrar y soltar al hombre”. (…) Hay algo nuevo en Fanon que sacude con brutalidad los dogmas del marxismo tradicional y que inspirará, partiendo de la experiencia de la revolución argelina, un nuevo sentido a la lucha: la violencia como praxis revolucionaria. La revolución deja de ser un problema de forma para transformarse en un problema de contenido. (…) El enemigo y el objetivo: “La explotación capitalista, los truts y los monopolios son los enemigos de los países subdesarrollados. Por otra parte, la elección de un régimen socialista, de un régimen dirigido a la totalidad del pueblo, basado en el principio de que el hombre es el bien más precioso, nos permitirá ir más rápidamente, más armónicamente, imposibilitando así esa caricatura de sociedad donde unos cuantos poseen todos los poderes económicos y políticos a expensas de la totalidad nacional”.

“Todo lo anterior  lo escribía Fanon en 1961, en su obra Los condenados de la tierra. Dos años después, justamente en Argel, en julio de 1963, en una entrevista realizada por el periodista Jean Daniel para la revista L’Express, el Che Guevara decía: “El socialismo económico sin la moral comunista no me interesa. Luchamos contra la miseria, pero luchamos al mismo tiempo contra la alienación. Uno de los objetivos fundamentales del marxismo es eliminar el interés, el factor “interés individual” y el lucro de las motivaciones psicológicas. Marx se preocupa tanto de los factores económicos como de su repercusión en el espíritu. Llamaba a esto “hecho de conciencia”. Si el comunismo se desinteresa de los hechos de conciencia, podrá ser un método de distribución, pero no será jamás una moral revolucionaria”. (…) También en Argel, el 24 de febrero de 1965, en ocasión del segundo seminario afro-asiático, el Che es explícito en sus críticas contra la URSS: “Los soviéticos mercantilizan su apoyo a las revoluciones populares en provecho de una política extranjera egoísta, alejada de los grandes objetivos internacionales de la clase obrera”. Posteriormente, atacando los acuerdos económicos establecidos con la URSS, dice: “¿Cómo se puede hablar de beneficio mutuo cuando se vende al precio del mercado mundial las materias primas producidas por el sudor y el sufrimiento sin límite  de los países pobres, y que se compra a precio del mercado mundial las máquinas fabricadas por las grandes fábricas automatizadas modernas? Si tal es el tipo de relaciones que se instaura entre los diferentes grupos de naciones, es necesario concluir que los socialistas son, en cierta medida, cómplices de la explotación imperialista.””

Gonzalo Toro releva que el Che “durante su estadía en Tanzania y Praga, entre 1965-66, escribe una serie de notas que serán exhumadas del silencio después de 40 años, las que fueron publicadas con el nombre de Notas críticas al manual de Economía Política de la URSS. En ellas dice: "Las últimas resoluciones económicas de la URSS, se asemejan a aquellas que adoptó Yugoslavia cuando eligió el camino que la habría llevado al retorno gradual hacia el capitalismo (…) Todo comienza con la concepción errónea que busca construir el socialismo con los elementos del capitalismo, sin cambiar efectivamente, el sentido. En consecuencia, se llega a un sistema híbrido que termina en un callejón sin salida””.

La primera publicación del chileno Gonzalo Toro Fernández no sólo es rigurosa y valiente. Arroja luces limpias y eficaces sobre el “ahora mismo”, contra la fatalidad, la confusión, la desesperación de todos/as aquellos/as que, sufriendo la noche capitalista en curso, luchan-buscando la armadura política para transformar una realidad insoportable.

sábado, octubre 18, 2014

Luciano, un trébol de cuatro hojas

Por: Mónica Raquel Alegre
En todos los festivales que se han hecho para pedir justicia y recordar a mi hijo he agradecido a la gente que nos acompaña. Esta vez quiero hablarle a Luciano.

Negro, hoy quiero darte las gracias por haberme enseñado a luchar, por haberme dado fortaleza, y por haber puesto en mi camino personas que estuvieron en el momento justo e indicado para posibilitar que lleguemos hasta acá. Vos me hiciste otra persona. Me enseñaste a no permitir que me pisoteen y a hacer valer mis derechos. Vos, con 16 años y siendo mi hijo, me enseñaste a mí, tu madre de 45, a seguir en pie, a levantar la cabeza.

A mis hijos siempre les enseñé el respeto. Les enseñé a tener sueños, ilusiones, esperanzas. A vos te decía “tenés que tener principios”. “¿Y qué son los principios?”, me preguntabas. Y yo te respondía que son las cosas en las que crees en la vida, son tus valores, lo que te guiará cuando estés grande. Un día me dijiste, “¿te acordás toda esa sanata que me dijiste vos? Hoy se quién soy, soy Luciano Nahuel Arruga, un pibito que vive en una villa, estoy orgulloso de ser nieto de Martha y hermano de Vanesa”. Vos me decías que estabas orgulloso de tus raíces, de tu esencia. Eso me marcó. Sobre todo porque sé que careciste de muchas cosas, de un pedazo de pan. Eso es muy fuerte para mí. Vos, negro, eras muy sabio. Cuando me caigo, cierro los ojos y te recuerdo. Me acuerdo del sacrificio que hacías por ser alguien, por aprender un poquito más, por tener mejor aspecto.

La vida no te fue fácil. Todo te costó mucho.

¿Sabes, Lu?, quiero estudiar. Nunca me voy a olvidar que un día, frustrado por mi desconocimiento de algunas cosas que te parecían importantes, me dijiste “ma, vos no entendés nada, vos siempre lo mismo”, “ma, siempre igual, no sabés”. Quiero que sepas que ahora mi anhelo es crecer, es cambiar y que vos reconozcas en mí otra persona. Ya sé que el estudio no hace mejor a nadie, pero también es cierto que es una buena llave. Es verdad que lo que vale es la esencia de cada cual, y yo soy ésta, Mónica, la que toma mate en casa y que desde hace cinco años te espera. Pero ahora quiero que la educación me pula un poco, que ayude a que no me pasen por arriba. Vos sabes que no pulirse en la vida es quedarse dormido en la ignorancia. Quizás me di cuenta tarde, pero me di cuenta.

En este último año he tomado consciencia que durante mucho tiempo me limité a esperarte.

Amo a mis otros hijos, pero mi mundo, mi casa, yo, nos vinimos abajo. Yo estaba pero no estaba. Veía que todo se caía y que no podía hacer nada para detenerlo. Sabía que todo se hacía mil pedazos. La copa se caía, no podía hacer nada para atajarla, y decía “es mi copa, mi copa más querida”. Ahora solo recojo y trato de juntar pedazo por pedazo. Hay que hacer un trabajo muy fino para reconstruir esa copa rota y capaz me lleve toda la vida. Hoy mis hijos son grandes. Mario tiene 18 y Mauro tiene 16. Cuando Vanesa, mi otra hija, me pedía a gritos, y decía “por favor mamá, no puedo más”. Me preguntaba por qué se hacía tanto problema. Yo pensaba que vos ibas a volver. Yo te esperaba. No tomé consciencia y dejé que mi hija se cayera. Durante dos años de mi vida dañé sin quererlo. Yo perdí a unhijo. Ellos perdieron a un hermano y perdieron a su madre. Perdieron su familia. Quizás fui egoísta en mi desesperación. Quizás les hice daño, a ellos que son lo que más quiero.

Resta reparar ese daño. Recuerdo que una vez te di a leer El Principito y vos me dijiste “ese libro que vos me diste, ¡me dio una bronca!, ¡no lo entendí! Que el pibe se quiere comer un elefante, que está enamorado de una rosa…” Te pedí que lo leyeras de vuelta, con la ilusión y la picardía de un niño. Un mes después me dijiste “tenías razón, ma. Lo leí como vos dijiste y hasta yo me convertí en un Principito. Estoy enamorado de la rosa”. A veces creo que no debí enseñarte a soñar y a confiar en la gente.

¿Cómo llamar a los que te hicieron daño? No sé qué palabra, que adjetivo usar. No los odio.

Son personas que no merecen ni siquiera mi odio. Sí mi pena. Por ese hijo que van a abrazar, por esa madre que van a besar, por esa mujer cuyo cuerpo tienen al lado. Esos brazos fueron los que mataron un niño de 16 años. Les tengo pena. Que la vida me libre de que alguien tenga hacia mí un sentimiento tan terrible como ese. Es el sentimiento más feo que un ser humano le puede tener a otro. A una cucaracha le tengo fobia. A un gusano le tengo asco. A los ocho policías que le hicieron daño a mi hijo, les tengo pena. Hace 5 años que aprendí que ese sentimiento es el peor.

Hace dos años, en un festival pasado, dije “no te voy a llorar más frente a la gente. Te voy a llorar todos los días de mi vida pero sola. No me verán bajar los brazos”. Los que me quisieron despedazar y destrozaron tu vida me verán de pie. No van a tener que pelear solo con tu recuerdo, también conmigo. Les voy a dar la pelea y si sienten un aire en la espalda, no es el viento, soy yo que les está respirando desde atrás. Hoy recuerdo todo y a todo le doy un significado. Cada charla que tuvimos, tu desaparición, la búsqueda de justicia, la lucha. Más allá del dolor, eres un trébol de cuatro hojas. Siempre tengo la certeza de que no estoy sola. Por vos he viajado, he aprendido, he conocido el mar, tal como vos querías.

Te doy gracias también por haberme enseñado a no ser tan egoísta. Por ayudarme a poner mis ojos en los semejantes. Por llevarme a tantos lugares en donde descubrí que hay muchos Lucianos, muchas Mónicas, muchas Vanesas que a veces no llegan a tener el alcance que tuvo tu voz. Te voy a recordar todos los días de mi vida. Pero no me van a ver llorar. Nadie se va a regocijar con mi dolor. Eso lo he aprendido con el tiempo. Estoy orgullosa de ser Mónica Raquel Alegre, madre de Luciano Nahuel Arruga. Parí un argentino y negro que no quiso robar y estoy orgullosa de eso.

viernes, octubre 17, 2014

Apareció Luciano, fruto de la lucha popular

Correpi Organización
Apareció el cuerpo de Luciano Arruga. No sorprende la cantidad de años que pasaron desde su desaparición. Tampoco sorprende que nos cuenten el cuento del accidente de tránsito o nos quieran convencer que si estuvo casi 6 años enterrado como NN en un cementerio público, tras haber pasado por un hospital público y con la bendición de un juez nacional que archivó la causa, fue por "errores administrativos" o "irregularidades".

Sabemos que a Luciano la policía lo tenía marcado desde hacía tiempo, que lo venía hostigando para que saliera a robar y que él se negaba. Que se lo llevaban detenido para torturarlo por su negativa a agachar la cabeza. Esa realidad es la misma que viven miles de pibes todos los días en los barrios; una realidad que, desde 1983 hasta hoy, se cobró más de 4.200 vidas de pibes a través del gatillo fácil y las torturas en lugares de detención. Entre ellos, más de 200 están desaparecidos. Luciano es uno de ellos. El gatillo fácil, la tortura, las detenciones arbitrarias y el verdugueo constante son las herramientas con las que el aparato represivo estatal impone el orden y el disciplinamiento, para garantizar el control social en los barrios. De esos más de 200 desaparecidos, pocos lograron, como Luciano, trascender el cerco mediático. En todos los casos fue gracias a la lucha de las organizaciones populares. Haber encontrado el cuerpo de Luciano también es una victoria de la lucha popular.

Nada de lo sucedido con Luciano nos sorprende, porque pasaron 17 años antes de que la instalación de cloacas en los suburbios de un pueblo cordobés descubriera el cuerpito de Alejandro Flores, el nene de 5 años atropellado por un patrullero y enterrado por los policías. Porque a Emilio Blanco, de 17 años, lo mataron a golpes y con la "bolsita" en la comisaría de Chascomús en 1997, y tiraron el cuerpo a las vías para que pareciera un accidente; o porque unos años antes, en Salta, el platense Diego Rodríguez Laguens, murió en la tortura en la comisaría, y los policías lo arrojaron en la ruta para que los camiones le pasaran por encima. Después, lo enterraron como NN, igual que Facundo Rivera Alegre, "el Rubio del Pasaje", desaparecido en Córdoba en 2012, hasta que se encontró lo que quedaba de él en la sala crematoria del cementerio de San Vicente. Porque seguimos buscando a Daniel Solano, a Julio López, a Iván Torres, a Marita Verón, a Martín Basualdo, a Diego Duarte, a centenares más, y desde hace una semana, a Lucas Fernando Díaz.

En cualquier sociedad donde reinen el privilegio y la desigualdad es necesaria la represión. En cualquier sociedad con ricos y pobres es necesario que haya un opresor y un oprimido. Y en cualquier sociedad que se sostenga de este modo será igualmente necesaria la organización y la lucha popular, para que no haya más pibes como Luciano y para seguir peleando por los 200 desaparecidos en democracia.
CORREPI - Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional en el ENA (Encuentro Nacional Antirrepresivo)

La movilización que rompió un cerco: la historia de Luciano Arruga

(ANRed)
Ver a Vanesa en TN diciendo todo lo que tiene que decir, fue una enorme alegría. Obviamente con muchas contradicciones, pero supo aprovechar muy bien el espacio: “los medios también nos deben una disculpa por cómo desinformaron y criminalizaron a los pibes” dijo, entre muchas otras cosas. También dejó sus palabras en numerosos programas de radio y fue nota de los diarios más leídos. Pero estos mismos medios que le dan un espacio a Vanesa, son los que se lo negaron durante años, y muy probablemente volverán a hacerlo en breve. Es por eso que vale la pena repasar la historia de Luciano y tener en claro quien fue quien en ella. Por Ramiro Giganti, para ANRed

Por RedAcción - LP


El pasado 31 de enero, se cumplieron 5 años de la desaparición de Luciano Arruga. Su historia fue un claro testimonio de la actualidad por diversos motivos. La historia de un pibe de 16 años de un barrio humilde del conurbano, de una familia trabajadora. La historia de un desaparecido en democracia, pero distinta a la de Julio López, ya que Luciano nació en democracia, pero no tan distinta en cuanto al entorno institucional.

Es la historia de un pibe al que le cabe perfectamente el “algo habrá hecho”, pero al igual que muchos militantes y luchadores que desaparecieron en la dictadura por “haber hecho algo” Luciano también lo hizo: se enfrentó a la autoridad: una autoridad mafiosa y asesina. Es la historia de un pibe al que quisieron condenar al delito, al que la policía obliga a “robar para la corona” a cambio de una cometa… “¿Cómo va a decir que no? Si su familia no tiene un mango… “ y si dice que no la va a pagar, no es digno de esta sociedad que no admite honestos. Luciano hizo algo, Luciano dijo que no.

La historia de Luciano son muchas historias. Es la historia de la juventud castigada. La historia de los miles de casos de gatillo fácil en esta “democracia”. Pero también es la historia de un contexto de “fascismo social” donde el “vecino bien” que pide seguridad también puede matar o desaparecer personas. Una escalada irracional de reclamos por seguridad “como sea”, donde el “como sea” se traduce automáticamente a “mano dura” atravesó distintos puntos del país a partir de la mediatización del “caso Blumberg” allá por el año 2004 y la referencia de su padre como “líder de la derecha”, hasta llegar a Lomas del Mirador, en La Matanza, el barrio de Luciano. Allí los reclamos por seguridad fueron protagonizados por una ONG llamada Valomi (Vecinos en alerta de Lomas del Mirador, La Matanza), presidida por Gabriel Lombardo, cuya labor durante la campaña de Francisco De Narvaez de cara a las elecciones del año 2009 fue probada (incluidas reuniones políticas con De Narvaez en su Chalet). De esos reclamos, surge la creación, promovida por Valomi (Lombardo) del destacamento de Lomas del Mirador, inaugurado el 26 de Septiembre del 2007. Apenas inaugurado el destacamento la policía se dedicó a hostigar y criminalizar a los pibes del barrio, y a familias humildes y trabajadoras.

En Septiembre del 2008, un año después Luciano fue detenido y maltratado por la policía en ese destacamento, después de haber “rechazado la oferta”. A menos de un año y medio de inauguración, y luego de torturas y maltratos a muchos pibes (incluido Luciano) ese destacamento ya contaba con un desaparecido. La historia de Luciano es también la historia de la policía asesina y corrupta, pero a su vez es la historia de un entorno fascista promovido por los medios masivos de comunicación y los reclamos irracionales de “seguridad como sea”…. ¿Seguridad para quienes?

La Comunidad desinformada (Parte 2)

Gabriel Lombardo desfiló por muchos medios masivos de comunicación, que reprodujeron su relato. Aseguró (aunque sin pruebas) haber sido víctima de al menos 39 robos. En esos días, su discurso se multiplicó al conocerse el caso de Gustavo Lanzavecchia, un florista y decorador de Susana Gimenez, que murió apuñalado. La propia Susana Gimenez, en un programa de alto rating y poca reflexión expuso el reclamo al aire "a favor de la pena de muerte”. Lo propio hizo Marcelo Tinelli, pidiendo por más seguridad, mientras pocos días después saludaba a la “Buteler” una fracción de la Barra Brava de San Lorenzo... Los barras bravas son “un fenómeno” los pibes de barrios humildes no, la policía que los manda a robar tampoco, los empresarios que lavan dinero o se benefician con extensiones impositivas y algunos incluso se asocian (como Cristobal Lopez, magnate de juego y “socio” de Tinelli en el manejo de medios) menos… ¿Dónde está la delincuencia?

Volviendo a Luciano. Porque en esta nota lo importante es Luciano, para ver a los sujetos mencionados anteriormente están los medios masivos… bah, para adularlos. La historia de Luciano, es la historia de una comunidad desinformada, que no conoce su caso y cree que “no hay desaparecidos en democracia”. Es la historia de una comunidad desinformada, que pide seguridad. Es la historia de un cerco mediático.

Durante todo el mes de febrero del año 2009, no hubo informe o referencia alguna sobre la desaparición de este joven en ninguno de los medios masivos, a pesar de que su familia, que lo buscaba, haya pedido ayuda, y difundido el caso. Muchos nos enteramos por los medios alternativos o por mensajes de organizaciones de DDHH independientes del gobierno o partidos de izquierda. Los medios masivos difundían con excesiva repetición algunos casos aislados de delito juvenil mientras paralelamente invitaban “panelistas” para que opinen y debatan sobre la baja de la edad de imputabilidad. De casos como el del Luciano no se hablaba.

La historia de Luciano Arruga también es la historia de los medios alternativos, que muchas veces difunden lo que los medios corporativos callan. Pero cuando el cerco se rompe, son los medios corporativos los que toman el trabajo de los medios alternativos, se apropian de él, lucran con él, y obviamente abusan de él mostrando solo una parte del trabajo y solo cuando su conveniencia lo demanda. Pasó muchas veces, y sigue pasando. Pasó con muchos casos, y pasa también con el caso de Luciano. Las historia de Luciano, además de ser la historia de los cercos mediáticos, es la historia de la “hipocresía progre” de muchos medios que callaron el tema para “no complicar al gobierno” y que ahora se quieren acomodar y subirse a la ola. Es la historia de periodistas que le sacan información a medios alternativos para después decir que fueron los primeros en difundirlos, y lucrar con la militancia ajena.

¡La movilización rompió un cerco!

Ver a Vanesa en TN, con tiempo y micrófono, diciendo todo lo que tiene que decir, fue una enorme alegría. Obviamente con muchas contradicciones, pero supo aprovechar muy bien el espacio: “los medios también nos deben una disculpa por como desinformaron y criminalizaron a los pibes” dijo, entre muchas otras cosas. También dejó sus palabras en numerosos programas de radio y fue nota de los diarios más leídos.

Es inevitable caer en el reconocimiento o mejor dicho el elogio a la lucha y la capacidad para expresarse en los medios de Vanesa, bonita como todas las luchadoras, pero muy concreta y firme para decir lo que muchos intentan callar. El cerco está roto. Este es un triunfo de la movilización, de la lucha de muchas personas, que junto a Vanesa difundieron y militaron la causa. Es un triunfo de la militancia, de los medios alternativos, y por sobre todo, es un triunfo de la verdad. La historia de Luciano llegó a los medios masivos. Al menos por un rato.

Pero como todo triunfo, siempre tiene a quienes lo lograron y a los oportunistas que se intentan sumar a él una vez consumado. Los mismos medios que le dan un espacio a Vanesa, son los que se lo negaron durante años, y muy probablemente volverán a hacerlo en breve. Conociendo la historia de Luciano, no sería la primera vez que ocurre: el cerco ya se había roto, a mediados del año 2009, cuando una intervención en el programa CQC que iba en directo, instaló el nombre de Luciano en los medios, pero al poco tiempo, y amparados en la amnesia colectiva, el cerco se recompuso.

Los cercos pendientes

La historia de Luciano Arruga, es también la historia de muchos otros casos, que los medios no informan. Son casos atrapados en cercos que es necesario romper.

Daniel Solano se encuentra desaparecido desde noviembre del 2011. Su caso tuvo muy poca presencia en los medios masivos, en algunos directamente nula. Daniel era un trabajador golondrina, de Tartagal, Salta; que había viajado a Rio Negro para trabajar en una cosecha, al descubrir las condiciones de esclavitud a la que la empresa Expofrut lo sometía, se organizó con sus compañeros. Desapareció un día antes de la huelga que estaba organizando. Sus familiares e incluso su abogado pusieron una carpa, incluso hicieron una huelga de hambre de 19 días que fue ignorada por las autoridades. En la jornada del pasado 25 de Enero en Lomas del Mirador, una vocera cercana a los familiares de Daniel Solano denunció un plan mafioso para matar a Sergio Heredia, el abogado de la causa. Los medios aún no difundieron esta terrible noticia

Atahualpa Martinez Vinaya fue asesinado en Viedma en el 15 de Junio del año 2008. Si bien hay una causa judicial con tres policías procesados, esta se encuentra impregnada de impunidad, mentiras y maniobras espurias. Además de pruebas concretas sobre el accionar mafioso de la policía en Rio Negro.

Matias Casas fue asesinado el 29 de Junio de 2012 por un policía. Tenía 19 años. El pasado 25 de enero en la jornada por Luciano, la madre de Matias conto que “Supuestamente a Matías lo paró un policía, no sabía quién era, le preguntó si era Matías y empezó a disparar. Mi hijo con la moto en arranque y agarrado de su novia arranca. Lo siguen en una camioneta con un policía de seguridad, le siguen disparado y cuando mi hijo se cae un taxista avisa a la policía, la policía lo rodea y permite que Méndez (Héctor Daniel) baje de la camioneta y lo patee. No contentos con eso se ponen a charlar, tarda en llegar la ambulancia y además en vez de llevarlo al hospital que estaba a 8 cuadras, lo llevan al regional que está a 30.”

El caso de Sergio Avalos, ya tiene más de 10 años, y tuvo alguna repercusión en los medios aunque muy escasa, principalmente impulsada por las movilizaciones de los estudiantes de la Universidad de Comahue donde Sergio iba a estudiar, en Neuquén. Desapareció el 13 de Junio del 2003 luego entrar a un Boliche llamado “Las Palmas”, del que nunca se lo vio salir. El boliche estaba custodiado por ex militares y policías. Sergio Avalos lleva más de 10 años desaparecido, con la complicidad de las autoridades.

Diego Nuñez, murió asesinado por la Policía Federal en Caballito, ciudad de Buenos Aires el 19 de abril mientras salía a festejar su cumpleaños con amigos.

Braian Hernandez tenía nada más que 14 años, y murió asesinado por un tiro en la nuca por parte de la Policía en Neuquén. Su vecino, Gabriel “Willy” Gutierrez, de 25 años, había sido un testigo clave del caso, por haber presenciado los hechos. Había sido amenazado de muerte antes de dar testimonio, pero aun así se presentó a declarar en contra de Claudio Salas, su asesino. Willy murió asesinado el día siguiente.

Facundo Rivera lleva casi dos años desaparecido en Córdoba. Salía de una fiesta en el centro de la capital Cordobesa a dos cuadras de la Central de Policía. Los testigos han tenido que dejar de vivir en Córdoba, por el hostigamiento y el amedrentamiento. En Córdoba existe un código de faltas que le da derecho al policía a detener y a juzgar; a veces detiene a pibes por llenar planillas. Esa misma policía es la que hace solo algunas semanas se amotinó y logró que su salario aumente hasta los 12.000 pesos. La impunidad es recompensada desde el gobierno.

Carlos Painevil, está desaparecido desde el 2 de junio de 2012. Es de la localidad de Allen, Rio Negro. Sus familiares no recibieron ninguna respuesta de las autoridades.

En octubre pasado se cumplieron 10 años de la detención arbitraria, tortura y desaparición forzada de Iván Eladio Torres Millacura en la Seccional Primera de Policía de Comodoro Rivadavia. Otro caso con escasa o nula difusión en los medios.

La historia de Luciano Arruga, es también la historia de todos ellos y la de muchos otros casos. Es la historia de Mario Golemba, desaparecido en Misiones. Es la historia de Rubén Carballo, asesinado por la policía de la comisaría 44, de Floresta, mientras hacia la cola para entrar al recital de Viejas Locas en 2009. También es la historia de muchos otros casos, que no son mencionados en esta nota.

La historia de Luciano es la historia de todos los jóvenes hostigados por las autoridades, de todas las causa que los medios oculta. La historia de Luciano es la historia de los petroleros de Las Heras condenados a cadena perpetua luego de un mamarracho judicial donde se tomaron testimonios bajo tortura como válidos.

Y si… la historia de Luciano Arruga, es la historia de la lucha de clases. O al menos una parte de ella.

Encontraron el cuerpo de Luciano Arruga

(Infonews)
Horacio Verbitsky, titular del CELS, confirmó que el joven había sido atropellado en 2009 y luego enterrado en el cementerio de la Chacarita como NN. "Esto requiere una explicación", sostuvo.
El cuerpo del joven Luciano Arruga, desaparecido en 2009 cuando tenía 16 años, fue encontrado hoy enterrado como NN en el Cementerio de la Chacarita, luego de haber estado en la morgue del Hospital Santojanni ingresado por un supuesto accidente de tránsito el día de su desaparición.

Durante una conferencia junto a la familia y a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), el titular del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Horacio Verbitsky, expresó: "En el día de hoy fue identificado el cuerpo de Luciano Arruga, seis años después de su desaparición. La familia hace a penas dos horas que ha conocido la noticia".

"Es una noticia terrible. Luciano estaba enterrado en el cementerio de la Chacarita como NN y durante seis años ha habido por parte del Estado una desidia absoluta para llegar a la información que hoy tenemos que es insuficiente, insatisfactoria y que ni para la familia ni para el CELS cierra el caso", agregó.

Además, continuó: "El cuerpo fue identificado por las huellas dactilares, que existían porque Luciano había estado secuestrado previamente en la Comisaría de Lomas del Mirador. La información estaba en una causa judicial del fuero de instrucción de la ciudad de Buenos Aires. La misma noche de su desaparición Luciano fue atropellado en General Paz y Emilio Castro. En ese lugar hay un destacamento de la Policía bonaerense. No es un lugar habitual para cruzar la General Paz, el que tiene que cruzar no cruza por ahí. Son elementos que requieren explicación".

Hay motivos de sospecha sobre el comportamiento de la Policía bonaerense

"Tres horas después de su desaparición, a Luciano lo llevó una ambulancia del SAME al Hospital Santojanni y la familia fue esa misma noche al hospital ¿Por qué no le dijeron nada? Sí le dijeron que había un chico atropellado por un auto. Allí se tomaron huellas digitales, fotografías, que son los materiales que permiten llegar a esta identificación", afirmó Verbitsky.

Asimismo, explicó: "Hay motivos de sospecha sobre el comportamiento de la Policía bonaerense. Este relato no responde los interrogantes".

"Las investigaciones deberían haber resuelto el hecho mucho antes. A partir de la denuncia por la desaparición. Negligencia es una palabra generosa para lo que han hecho los funcionarios judiciales y lo mismo para quienes recibieron el cuerpo y archivaron la causa. A él lo atropellaron del lado de Capital pero muy cerca del lugar donde desapareció. Esto requiere una explicación", sostuvo.

miércoles, octubre 15, 2014

Por la absolución de los militantes sociales del Indoamericano

COMUNICADO Y PEDIDO URGENTE
1-indoamericano-represion(AW) Todos los policías asesinos del parque Indoamericano sobreseídos mientras los militantes sociales serán enjuiciados desde este jueves, pese al dictamen de falta de merito de anteriores instancias. EXIGIMOS LA ABSOLUCIÓN DE DIOSNEL PÉREZ Y EL TANO NARDULLI.
Enviar adhesiones: treintaanios@gmail.com

 


ANTE LA ELEVACIÓN A JUICIO DE LA CAUSA POR EL INDOAMERICANO

Compañeros y compañeras:
El jueves 16/10 comienza el juicio contra el "tano" Nardulli y Diosnel Pérez. El juicio es un acto de persecución política del gobierno macrista contra estos dirigentes sociales a los que ya se les había dictado la falta de mérito en instancias anteriores.Enviamos en el cuerpo de este mail petitorio que será presentado ante el tribunal.
Los dirigentes y organizaciones que adhieran, por favor enviar firmas a la dirección: treintaanios@gmail.com

AEDD en EMVyJ                               

EXIGIMOS LA ABSOLUCION DE DIOSNEL PEREZ Y EL TANO NARDULLI.

ANTE LA ELEVACIÓN A JUICIO DE LA CAUSA POR EL INDOAMERICANO


Luego de que la Justicia Nacional dejara en libertad por falta de meritos a los policías de la Metropolitana y sobreseyera a todos policías de la Federal que tuvieron participación en el desalojo del Parque Indoamericano, en Diciembre del 2010, y que produjeron la muerte de Rosmery Churapuña, Canabiri Álvarez y Bernardo Salgueiro, la fiscalía porteña decide llevar al banquillo a dos militantes populares acusándolos falsamente de ser los organizadores de la toma del parque en una clara persecución política ya que fueron absueltos dos veces por estos hechos.

La Jueza Cristina Beatriz Lara, Titular del Juzgado Pernal Contravencional y de Faltas n°21, definió elevar a Juicio oral la causa judicial para los días 16, 17 y 20 de Octubre. De esta manera se ratifica la persecución política iniciada por los fiscales Luis Cevasco y Claudia Barcia, que sin más pruebas que algunos testimonios aislados de las fuerzas de seguridad insisten en una maniobra jurídica que denunciamos es una clara persecución política a las organizaciones populares en su conjunto.

Por todo esto, ratificamos nuestra solidaridad con Diosnel Perez y el Tano Nardulli, entendiendo que este es un nuevo intento de castigar a los sectores organizados y en lucha por sus derechos.

Exigimos que se cumpla la promesa que tanto Nación como Ciudad hicieron en la reunión que se realizo en la Casa Rosada, en donde ambos Gobiernos se comprometieron a poner un peso por cada peso que pusiera el otro para resolver el problema habitacional de las más de dos mil familias que ocuparon el parque.

Pedimos Justicia por los asesinados en aquel sangriento desalojo y exigimos la absolución inmediata de los compañeros luchadores.

ABSOLUCION YA DE DIOSNEL PEREZ Y EL TANO NARDULLI!

BASTA DE CRIMINALIZACION DE LA PROTESTA!

TIERRA Y VIVIENDA DIGNA YA!

martes, octubre 14, 2014

Chile: Nosotros y la imaginación política

por Andrés Figueroa Cornejo

1. Nosotros/as sabemos que la administración de la llamada Nueva Mayoría del Estado-vanguardia-capitalista en Chile, no es nueva y ni es mayoría. Que su vago programa de reformas es un amortiguador de papel imprenta, un disfraz de fiesta improvisado hecho de retazos de ocasión. Propaganda y lifting.

2. Sabemos que en la estrategia general de los subordinados/as, exigir y esperar algo del Estado chileno y su concesionaria en el Ejecutivo no sólo es inútil, sino que un contrasentido cuando necesitamos modificar radicalmente las actuales relaciones sociales y de poder. Sabemos que únicamente contamos con nuestras propias fuerzas y que nuestras propias fuerzas se realizan en el ejercicio concreto de la socialización conciente donde nos encontremos, sea cual sea la oficina, el pueblito, el barrio, el Wallmapu, el sindicato, el liceo, la universidad y el volcán que humea y aguarda su hora para desembarazarse de su raíz incandescente.

3. Sabemos que nunca es de mala gente (pero sí de iniciativas sin matrices políticas colectivas, ausentes de fecha y horario, más abstractas que salidas del permanente análisis concreto de la realidad concreta) que tendemos a confundir el asistencialismo con el denominado poder popular. Y tendemos a confundir el poder popular con casi todo, como en la Unidad Popular de hace tres generaciones atrás. Como si las aguas del río fueran las mismas que transitan los actuales ríos sin agua.

4. Sabemos que los brotes fascistoides a escala mundial y chilena funcionan como una mega corporación delincuencial que atraviesa banderas y grupos de interés formalmente contradictorios. Y sabemos que el antifascismo y el anticapitalismo son razones y movimientos necesarios, pero insuficientes para el triunfo de la humanidad. Es decir, sabemos que toda resistencia descamisada siempre es urgente, pero que por sí sola no crea las conducciones políticas de los intereses del pueblo trabajador. Esto es: no es posible una vanguardia sin retaguardia, ni es cuestión terminada la pura existencia de una retaguardia que no es capaz de observarse así misma como tal. Sin la comprensión de la totalidad capitalista, no hay comprensión de las partes y roles de las resistencias dinámicamente imbricadas.           

5. Sabemos que la actual crisis capitalista mundial es efecto del retardo y contención premeditada de la no valorización del valor que se expresa en la  sobreacumulación, la sobrecapacidad  y la superproducción de mercancías en el marco general de la hegemonía del momento financiero de la reproducción de un sistema integral e inestable que genera miseria y rebeldía como grifo descontrolado, eufórico. Que la competencia y concentración del capital a escala planetaria tras la persecución del fetiche de la tasa de ganancia y del dinero es el modo en que se organiza el siglo XXI entre los polos centrales del capitalismo y sus Estados corporativos -los cuales monopolizan la generación del conocimiento y la técnica-, mientras que un enorme territorio de economías dependientes son víctimas del saqueo de materias primas, commodities, recursos sin repuesto. Sabemos que el llamado capital ficticio y especulativo está disociado de la generación de valor sólo creado por el trabajo humano, y que sus maneras están emparejadas carnalmente con la industria de la deuda infinita. Sabemos que estamos en medio de una guerra económica, social, política y militar entre EE.UU., Alemania, China y sus respectivos aliados. Que el Medio Oriente es la plaza donde se condensan las pugnas intercapitalistas hoy.
Sabemos que la dimensión inédita de la presente crisis se intenta resolver con la aniquilación de comunidades enteras, destrucción de fuerzas productivas, con el patriarcado, el crimen y la criminalización contra los indígenas; el negocio inmobiliario, la sobreexplotación del trabajo humano, las democracias sin pueblo, los sistemas políticos desacreditados, el partido único ornamentado de duopolio, las leyes antiterroristas, la propaganda multimediática y todopoderosa –artífice del miedo, del consenso, de la alienación, del sentido común dominante-. Que los programas sociales para el control de la mayoría empobrecida y la autoafirmación ideológica de la minoría son un medio para la dotación de cierta capacidad de endeudamiento familiar tanto para el consumo de mercancías, como para la apariencia de inclusión social y la represión de la organización de los trabajadores/as. Sabemos que los Estados están al servicio del capital y que el libremercadismo es pirotecnia de manual ortodoxo, en tanto el crédito, el IVA y los fondos de pensiones alimentan los fiscos que salvan repetidamente al puñado que oprime.
Sabemos que, tanto como estamos hechos de agua y tiempo, la era de una sociedad postcapitalista está a la orden del día. Mucho más sabemos, en realidad. La cuestión es cuál será la doctrina, el proyecto, la estrategia y la madeja táctica necesarias para enfrentar al enemigo colosal de la humanidad. O sea, al menos tenemos las pistas nucleares del desafío histórico para la realización de los intereses de los oprimidos/as y la socialización de la vida.

6. En medio de esta historia feroz no existen los atajos. No hay posibilidad siquiera de dar combate sin una conducción estratégica y un pueblo en lucha.
Sabemos que los viejos estandartes que sangraron antes son apenas átomos hermosos, inolvidables y aleccionadores en la historia de la rebeldía humana. Y que, sin embargo, aquello que ahora late, pero que aún no existe, no tiene que ver con la recreación política, orgánica y simbólica de los mires y los frentes populares y los lautaros y los socialistas y los nacional-desarrollistas y los patrióticos  y una buena cantidad de empeños menos visibles. Ni siquiera basta con su fusión por muy virtuosa que parezca. La cuestión no es aritmética, sino que matemática. O dialéctica y no positivista.
Sabemos que la imaginación política es indispensable como el aire. Que aquello nuevo no es jamás completamente nuevo, como tampoco es eficiente “retomarlo en donde lo dejamos”. Que los remedos acaban en desastre, como volver al primer amor en un tango.
Sabemos que no existe la pureza y  que es con todos/as y cada cual en su sitio. 

Prensa Avanzar Nº13